Saltar al contenido
Cosas de bambu

¿Bambú amarillo? Cómo cuidar tu bambú de la suerte para que siempre esté vibrante y verde

Índice

El bambú de la suerte es precioso cuando está verde y feliz. Pero si no está sano, se pone amarillo y es muy probable que muera pronto, si no le pongas remedio. Es probable que hayas llegado a esta entrada porque estás preocupado/a por ello y no es de extrañar.

¿Cuál es tu caso?: ¿Tiene las hojas verdes y el tallo amarillo? ¿todo el tallo y las hojas están amarillas? Dependiendo de ello, dispones de más o menos tiempo para salvarlo. En esta guía, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre el bambú de la suerte, te daremos consejos para cómo cuidarlo para que siempre esté vibrante y verde. Pero también te contaremos qué debes hacer para evitar que muera. Quédate y aprende con nosotros.

bambú seco

El bambú no es un árbol

Para empezar, el bambú de la suerte no es un árbol. Es una planta que pertenece a la familia de la Dracaena sanderiana y, dado que es bastante invasiva y crece rápidamente, se ha expandido por diferentes continentes: América del sur, África y Oriente (China):

Es un vegetal que se se ha popularizado rápidamente en todo el mundo tanto por su belleza como por la leyenda que representa. De hecho, se piensa que atrae la buena suerte (y de ahí la denominación de «bambú de la suerte» o «lucky bamboo») y no es en vano. Pero déjame que esto lo deje para el final y que podamos describirla para conocerla mejor.

La cuestión es que el bambú de la suerte no es un árbol. Dejémoslo en que es una hierba.

¿Por qué el bambú no es un árbol?

Hay diversos motivos por los que se dice que el bambú no es un árbol:

  1. No tiene una corteza que proteja el culmo (la parte de «caña del bambú»). Efectivamente, más bien, hay grandes hojas caulinares que crecen en los nudos y se caen después de la primera fase de crecimiento. Y no, cuando el bambú se seca y forma una película amarilla alrededor de la caña no consideramos que eso sea corteza de árbol, sino que, precisamente, la planta está escamándose porque algo le pasa.
  2. El bambú no crece en diámetro, cosa que sí sucede con el tronco de un árbol, creándose los anillos para cuantificar su edad. En el caso del bambú, que sólo crece hacia arriba y lo hace de una forma exponencial, tenemos los distintos nudos de la caña del bambú. Además, el bambú alcanza su altura adulta en una sola temporada. Así que no, el bambú no es un árbol y tampoco podrás contar sus años de vida con los anillos del tronco.

El bambú es una bella Dracaena sanderiana

Hemos dicho que el bambú es una Dracaena Sanderiana que tiene parecido con la Dracaena Deremensis, salvo por el hecho de que dispone de un tallo más robusto.

Dicho esto, ya que nos ponemos a mencionar palabros, me siento en la obligación de añadir que es una planta de la familia de las asparagáceas (no es una gramínea como se piensa). Venga, te pongo dos imágenes para que lo veas con tus propios ojos y comprendas qué similitudes o diferencias hay entre el bambú de la suerte y estas dos familias:

En definitiva, el bambú de la suerte se caracteriza por tener tallos largos y delgados con hojas pequeñas en la parte superior y raíces gruesas y fibrosas que crecen en el agua o en tierra húmeda. De hecho, existen diferentes variedades de bambú de la suerte, que se distinguen por el número de tallos y la forma en que están trenzados.

¿Cómo es un bambú sano?

En general, el bambú de la suerte es una planta resistente y fácil de cuidar, lo que lo convierte en una excelente opción para decorar interiores y para regalar a amigos y familiares en diferentes ocasiones. En las siguientes secciones, te explicaremos más sobre las características y necesidades del bambú de la suerte para que puedas cuidarlo de la mejor manera posible.

Un bambú sano luce verde, robusto, nutrido y feliz. Si amarillea, deberás hacerle seguimiento para ver qué errores estás cometiendo a la hora de cuidarlo y solventarlos lo antes posible. Se podría secar hasta la muerte.

No todos los bambúes amarillos están enfermos: El caso de la Bambusa vulgaris ‘Vittata’ 

Sin embargo, no todos los bambús amarillos están enfermos. Recuerda que hay un montón de especies distintas de bambú y aquí sólo estamos hablando del bambú de la suerte. Por ejemplo, tenemos la especie de la Bambusa vulgaris ‘Vittata’ que tiene el tronco amarillo y brota hojas verdes similares al bambú verde.

Bambusa vulgaris 'Vittata'

Significado del bambú de la suerte según el Feng Shui

El bambú de la suerte es considerado una planta de Feng Shui muy auspiciosa y se utiliza comúnmente en la decoración de interiores para atraer la buena energía y crear un ambiente armonioso y equilibrado.

planta bambú de la suerte

En las culturas orientales, especialmente en China, se considera que el bambú de la suerte atrae la buena fortuna y se ha convertido en un regalo popular para celebrar ocasiones especiales, como el Año Nuevo. Además, el bambú de la suerte es un elemento de Feng Shui beneficioso que puede atraer energías positivas a cualquier espacio donde se coloque.

El número de tallos de un bambú y el tipo de suerte que atrae

Sí, según el Feng Shui, el bambú de la suerte es un símbolo de buena fortuna y prosperidad. Se cree que su presencia en el hogar o el lugar de trabajo atrae energías positivas y ayuda a equilibrar el flujo de chi, que es la energía vital que se mueve a través del ambiente. Otra cuestión que tiene en cuenta esta filosofía es el número de tallos en relación con su significado específico, tal y como se indica en la tabla:

Número de tallosSignificado
1Buena suerte y prosperidad
2Amor y matrimonio
3Felicidad, longevidad y riqueza
4Creatividad y éxito académico
5Salud y bienestar
6Armonía y equilibrio
7Buena suerte y fortuna
8Éxito y crecimiento
9Buena fortuna y felicidad
10Completa felicidad
Número de tallos del bambú y su significado según el FengShui

Así un solo tallo atraería la suerte en la carrera o en el éxito empresarial, mientras que tres tallos se asocia con la felicidad, la longevidad y la riqueza. Por otro lado, un bambú con cinco tallos se considera un símbolo de buena salud, mientras que un bambú con seis tallos se asocia con la suerte y la prosperidad. Un bambú con siete tallos se cree que atrae la buena fortuna y la felicidad en el amor, mientras que un bambú con ocho tallos se considera el número de la suerte en la cultura china. Por último, un bambú con diez tallos simboliza la perfección y la finalidad.

No se han encontrado productos.

El bambú de la suerte es un símbolo de prosperidad y puede ser una herramienta útil para ayudarte a reactivar la energía estancada en tu hogar, oficina o cualquier lugar donde necesites un flujo de energía positiva (o chi).

¿Qué elementos de la naturaleza representa el bambú segun el feng shui?

Según el Feng Shui, el bambú de la suerte representa los elementos de la naturaleza: agua, madera y tierra.

  • El agua se asocia con la fluidez y la flexibilidad del bambú.
  • La madera con su estructura y vitalidad.
  • La tierra con su enraizamiento y estabilidad.

Además, se cree que la forma recta y alta del bambú simboliza el camino de la iluminación y la superación de los obstáculos (de ahí que haya hasta toda una leyenda sobre el bambú). No obstante, la forma en que se interpretan los elementos en el Feng Shui es subjetiva y puede variar entre diferentes prácticas y creencias. Por ejemplo, a continuación se ofrece una tabla representativa de esta interpretación que podría variar según la cultura:

Elementos del bambúElementos de la naturaleza
Tallo del bambúMadera
Piedras o guijarros de la baseTierra
Una cuenta o moneda de metal o la maceta, si ésta es de metalMetal
Agua del bambúAgua
Cinta roja o lazo rojo alrededor de la planta o de la macetaFuego
Elementos del bambú que se relacionan con los elementos de la naturaleza según el FengShui.

Sea como sea, todas las vertientes o interpretaciones del Feng Shui coinciden en afirmar que el bambú de la suerte es un objeto de armonía y equilibrio capaz de atraer y mantener la energía positiva en el hogar o lugar de trabajo.

Necesidades que tiene el bambú para mantenerse verde y vibrante

Para mantener tu bambú de la suerte sano y vibrante, es importante asegurarse de que sus necesidades básicas estén cubiertas. A continuación, te detallamos las necesidades más importantes que debes tener en cuenta:

Necesidades del bambú de la suerteConsejos
AguaMantener su maceta siempre con agua fresca y limpia, asegurándose de que las raíces estén sumergidas en el agua. Cambiar el agua cada una o dos semanas para evitar la acumulación de bacterias.
LuzColocar en un lugar con suficiente luz indirecta para mantener su color verde brillante. Evitar lugares demasiado oscuros que puedan hacer que el bambú pierda su color y se vuelva amarillo.
TemperaturaPreferir temperaturas moderadas entre 18 y 25 grados Celsius. Evitar colocar cerca de fuentes de calor o aire acondicionado que puedan afectar su salud con cambios bruscos de temperatura.
FertilizanteUtilizar una pequeña cantidad de abono líquido específico para plantas acuáticas una vez al mes para ayudar a mantenerlo saludable y vibrante.
LimpiezaLimpiar regularmente la maceta y las raíces para evitar la acumulación de suciedad y bacterias que puedan dañar la planta.
Necesidades del bambú de la suerte

Siguiendo estas sencillas pautas, podrás mantener tu bambú de la suerte en perfecto estado durante mucho tiempo.

Razones por las que el bambú de la suerte se pone amarillo

Hay varias razones por las que el bambú puede ponerse amarillo, como, por ejemplo, el agua (o su falta), la luz, el uso de fertilizante o la temperatura. Puede decirse que una falta o vulneración de cualquiera de los cuidados previamente mencionados podría ser la causa de por qué tu bambú de la suerte se encuentra en horas bajas. Llegados a este punto, podría pasar que no solo tu tallo se vuelva amarillo, sino que lo hagan también sus hojas e, incluso, tus raíces. Tienes que valorar cuál es la causa de que la planta se ponga amarilla y tomar las medidas adecuadas.

Exceso o falta de luz solar

Exceso de luz solar: Si se coloca el bambú de la suerte en un lugar con demasiada luz solar directa, puede provocar que las hojas se vuelvan amarillas y marrones.

Falta de luz: El bambú de la suerte necesita luz, pero si se mantiene en un lugar oscuro, puede provocar que las hojas se vuelvan amarillas. Si no tienes demasiadas opciones a la hora de buscar un lugar soleado en tu casa que le brinde los rayos de luz que necesita, quizás puedas echarle un cable a tu bambú comprándole algún recipiente de cristal que deje pasar la poca luz de la que dispones. De esta manera te asegurarás que la planta recibe más luz que si la tienes en un recipiente opaco:

No se han encontrado productos.

Demasiada luz: No dejes que el sol dé directamente tu bambú. Es uno de los motivos principales por las que las hojas del bambú se ponen amarillas. Es importante que reciba luz indirecta. Si tu planta de bambú está recibiendo luz directa permanentemente, es necesario que la cambies de sitio. Pero tampoco es recomendable colocar tu bambú en un sitio oscuro o donde reciba poca luz, porque esto puede debilitar la planta.

Exceso o falta de agua, agua fría o con mineralización elevada

En primer lugar, la causa más habitual relacionada con el agua es regar demasiado poco o en exceso. Efectivamente, el bambú de la suerte necesita un equilibrio adecuado de agua para prosperar. Así que, tanto si lo riegas en exceso como si lo riegas en defecto, es mal asunto para tu bambú. Si se riega en exceso, las raíces pueden pudrirse, lo que puede provocar que las hojas se vuelvan amarillas. Pero si lo riegas poco, las hojas suelen marchitarse y volverse amarillas también.

El riego con agua del grifo que contenga excesiva carga de minerales también puede ser una causa del color amarillo en tu bambú. El agua del grifo contiene demasiados minerales que no le hacen ningún bien a tu planta, así que ¡intenta envitarla! Es mejor utilizar agua filtrada o, incluso, el agua de lluvia o agua embotellada con baja mineralización. Hay que evitar que agua con excesiva carga mineral, ya que suele ser la causa más habitual del amarillamiento de esta enigmática planta. Utilizar agua fría o muy fría en el riego también puede afectar a tu bambú. Sí, claro que las raíces del bambú necesitan estar siempre en agua, asegúrate, por ello, de que están siempre completamente cubiertas. Pero no utilices agua fría, es mejor que la dejes reposar unas horas hasta que alcance la temperatura adecuada.

Baja temperatura y poca humedad

Otra de las causas por las que tu bambú puede tener las hojas amarillas es una baja temperatura. Recuerda que los bambús de la suerte crecen en temperaturas entre templadas y cálidas. Una temperatura excesivamente baja para tu planta (menos de 18ºC) puede hacer que sus hojas y tallo se vuelvan amarillos. También debes recordar que el ambiente tropical en el que viven los bambús de la suerte de forma natural es muy húmedo, con lo que es posible que tu bambú «te pida» agua a menudo. Rociar las hojas de vez en cuando cada pocos días le dará un buen aspecto a tu planta.

Un suelo o fertilizante inadecuado o un exceso de fertilizante

La segunda causa de que tu bambú de la suerte se vuelva amarillo es un suelo inapropiado. El bambú de la suerte necesita un suelo bien drenado y rico en nutrientes. Si el suelo es pobre o no tiene un buen drenaje, puede provocar que las hojas se vuelvan amarillas.

Asimismo, también es importante que entiendas que un exceso de fertilizante también puede provocar que el tallo del bambú se vuelva amarillo, así que vigila la cantidad (aunque, realmente, el bambú de la suerte no necesita fertilizante). Son plantas capaces de aguantar muchos años sin ser fertilizadas. Eso sí, sólo en el caso de que necesites fertilizar tu planta, asegúrate de que estás utilizando uno específico para este tipo de bambú. Puedes plantarla en sustrato universal con un poco de ese fertilizante específico.

Enfermedades y plagas

En cuanto al tema de las enfermedades y las plagas, también puede ser motivo de hojas amarillas.

Paso a paso para recuperar tu bambú de la suerte amarillo

Es triste ver cómo se va poniendo tu bambú cada vez más amarillo. ¿Por qué? Si lo que quieres es tener buena suerte, que tu talismán de la suerte se ponga cada vez más mustio, simplemente, no es buena señal. Vamos a ver qué soluciones hay para revertir su sufrimiento.

Cambia el agua o replántalo en otro sitio, directamente

Hay dos pasos, principalmente:

  1. El primer paso que debes dar para restaurar la salud de tu Bambú es cambiar el agua. Definitivamente, es la primera solución para salvarlo. Cámbiale el agua inmediatamente, sobre todo si le has puesto fertilizante y la planta está en una etapa inicial de amarillamiento. Es muy probable que el fertilizante que le acabas de poner hace un día o dos sea el principal motivo por el cual tu bambú se esté viendo cada vez más amarillo. Si aún no ha absorbido demasiado, el bambú puede recuperarse con este cambio de agua ya que le estarás dejando de suministrar la sustancia perjudicial.
  2. La otra opción es replantarlo en tierra fresca, sin fertilizantes. Es decir, lo sacas del agua y lo plantas en una tierra aireada lo más limpia posible de fertilizantes y sustancias. Debes tener cuidado también con la tierra o el sustrato porque éste debe ser apropiado para este tipo de plantas. Y lo mismo de antes, si la planta no ha absorbido mucho fertilizante, estarás a tiempo para ver como vuelve a recuperar su color.

Si, después de probar todas estas soluciones, tu bambú sigue amarillo y cada vez más decaído es posible que no sobreviva. En tal caso, no te quedará otra opción que aceptar la pérdida y comprar otro lucky bamboo nuevo. Pero no sufras porque venden bambú en Amazon y, muchas veces, con algún cupón descuento que te rebajará el precio final en el paso final de la pasarela de pago.

Si el tallo tiene buen color pero las hojas están amarillas: corta las hojas amarillas

Si tu bambú mantiene el tallo con un buen color pero son sus hojas las que están amarillas, es probable que te esté pidiendo una poda a tiempo. Corta sus hojas mustias, sobre todo si la planta ha recibido demasiada luz directa o mucha agua. Esto hará que las hojas muertas dejen su lugar para nuevos brotes y hojas verdes. Además, los nutrientes estarán mejor repartidos cuando les quites las hojas amarillas porque serán zonas a las que no necesitará nutrir de manera innecesaria. Todos los nutrientes, a las zonas sanas.

El tallo del bambú sigue amarillo: corta los brotes verdes y la raíz

Si es el tallo el que está amarillento, pero te niegas a que tu planta muera, existe una solución más drástica: Deberás cortar los brotes verdes y la raíz. En primer lugar, corta las hojas debajo del nodo del crecimiento. Ahí es donde se formarán nuevas raíces. Cuando lo hayas hecho, mete el extremo cortado en agua y añade hormona de crecimiento para estimular la raíz. Cuando haya varias raíces, trasplanta el nuevo bambú a un jarrón con agua o plántalo en la tierra.

Salvar un bambú con tallo muerto: cortar por el primer nodo verde

Puede ser que las raíces sigan estando bien, pero la parte superior del tallo no. Si este es tu caso, deberás cortar por lo sano… literalmente Debes cortar por el primer nodo que esté verde, descartando todo lo que queda amarillo. Mete las raíces en agua o en tierra y sella el corte de la parte superior del tallo con cera de vela para evitar que éste se pudra. Como ésta es una operación delicada, qué menos que darte un video para que te sirva de orientación y no cortes de más o de menos:

Si, pese a todos los consejos, el tallo sigue amarillo o no crecen nuevos brotes, es momento de decirle adiós a tu planta y plantearte comprar una nueva.

Productos relacionados con el bambú de la suerte que ofrecemos en nuestra tienda

Seguro que, después de leer la entrada, te preguntas si podría afectar a tu planta, negativa o positivamente, estar en una maceta transparente (de cristal) o en una maceta tradicional de terracota o de cualquier otro material (opaca). En este sentido, al final, tanto una maceta de cristal como una opaca pueden ser adecuadas, dependiendo de tus preferencias personales y las condiciones de tu hogar.

¿Macetas de cristal o que no deje pasar la luz?

Para hacértelo más fácil, aquí te dejo una pequeña comparativa:

  • Si optas por una maceta de cristal, podrás disfrutar de la belleza de las raíces y el crecimiento del bambú de la suerte, lo que puede ser muy decorativo. Sin embargo, debes tener en cuenta que la exposición a la luz solar directa puede estimular el crecimiento de algas y otros organismos no deseados en el agua.
  • Por otro lado, si utilizas una maceta opaca, la luz solar no será un problema y el crecimiento de algas será menos probable. Sin embargo, no podrás ver las raíces del bambú de la suerte y deberás controlar el nivel de agua para evitar que se acumule en el fondo de la maceta.

No se han encontrado productos.

¿Macetas con o sin agujeros en la base?

Asimismo, en cuanto al material, en realidad, en relación al tipo de maceta más adecuado, lo más importante a considerar es que la maceta tenga un buen drenaje para evitar que el agua se acumule y cause daño a las raíces. En definitiva, la elección entre una maceta de cristal o una opaca dependerá de tus preferencias personales y las condiciones en las que se encuentra el bambú de la suerte. Lo importante es que la maceta tenga un buen drenaje y que la planta reciba la cantidad adecuada de agua y luz para su crecimiento saludable.

No se han encontrado productos.

Conclusiones sobre los mejores cuidados para tu bambú

Efectivamente, es importante identificar la causa específica de las hojas amarillas y tomar las medidas adecuadas para remediar el problema. En algunos casos, simplemente cambiar la ubicación del bambú de la suerte o ajustar la cantidad de agua puede solucionar el problema. Si el problema persiste, es recomendable buscar la ayuda de un experto en jardinería.

Resumiendo, las condiciones que pueden estar haciendo que tu bambú amarillee son:

CausaSolución
Exceso de luz solar o sol directoColócalo en un lugar con luz indirecta y asegúrate de que no le da la luz del sol directamente por más de 2 o 3 horas al día.
Falta de luzAsegúrate de que la planta esté en un lugar luminoso pero no en un lugar oscuro.
Exceso o déficit de aguaRegar en exceso o de menos puede provocar el color amarillo. El sustrato de la planta debe mantenerse húmedo pero no empapado.
Ambiente demasiado frío y secoProporciona a tu bambú de algo de humedad y calor cambiándole de lugar. Busca algún sitio con el que te puedas asegurar la temperatura y la humedad que tu bambú necesita.
Suelo o fertilizante inadecuadoNecesita un suelo bien drenado y rico en nutrientes para prosperar. Asegúrate de usar un sustrato de alta calidad y agregar nutrientes según sea necesario.
Enfermedades y plagasTrata la planta con un insecticida adecuado para el control de plagas y enfermedades.
Posibles signos y causas de que el bambú amarillee (resumen).

Preguntas frecuentes (FAQ) sobre los cuidados del bambú

A continuación te presento algunas preguntas que usualmente se hacen las personas que están pensando en comprar un bambú o que quieren recuperar su bambú amarillo:

¿Cómo saber si mi bambú plantado en tierra tiene el agua justa de riego?

Si tienes tu lucky bamboo plantado en tierra y no sabes si necesita riego, hay un truco que te puede funcionar muy bien: Introduce tu dedo índice en la tierra un par de centímetros. Si sientes que el suelo está seco, es que es momento de regar. Ten cuidado de no regar en exceso la planta, puedes hacer que se forme moho en las raíces y en el comienzo del tallo, un problema que, prácticamente, sentencia de muerte a tu bambú.

¿Cuánto vale un bambú de la suerte?

Y, si aún no tienes tu bambú de la suerte y, después de leer esta entrada, te hemos convencido de que es la mejor planta de la suerte del mundo, entonces puedes hacerte con tu propio bambú que, por cierto, puede oscilar desde 6 hasta los 20 euros dependiendo de qué tipo de bambú quieras y de qué tamaño sea.

No se han encontrado productos.

Settings