Saltar al contenido
Cosas de bambu

Las enfermedades más habituales del bambú y cómo curarlas, según los expertos

14/04/2023
Índice

    A continuación mencionaremos algunas de las enfermedades más comunes del bambú en agua o bambú de la suerte:

    Problemas en la hoja del bambú

    Hojas amarillas en el bambú

    Las hojas amarillas suelen ser síntoma de un exceso de fertilizante. Como hemos comentado antes, este procedimiento conviene realizarlo de forma espaciada y sin abusar. Lo mejor que puedes hacer es dejar que tu bambú se recupere lentamente. Cambia el agua de forma regular e intenta que esté muy fresco. Muévelo a un lugar de sombra.

    Hojas marrones

    Cuando una planta con hojas amarillas no se recupera, las hojas empiezan a tornarse marrones. La planta se está marchitando. En este caso será muy conveniente sanear la planta y cortar los brotes afectados. Revisa todos los detalles que te hemos mencionado anteriormente: calidad del agua, tipo de fertilizante, frecuencia de abonado… Y asegúrate de que los cumples.

    Hojas blancas

    Si notas que las hojas de tu bambú de la suerte tienen un color blanco o amarillento, es posible que esté sufriendo de falta de luz solar y nutrientes esenciales. Una buena solución para este problema es trasladar la planta a una zona más iluminada y soleada, por ejemplo, cerca de una ventana. Verás cómo la planta se recupera rápidamente y vuelve a lucir sana y fuerte.

    Un dato curioso es que nosotros, los humanos, también desarrollamos manchas blancas como carencia de sustancias. Concretamente, en las uñas, si hay manchitas blancas pueden ser por falta de calcio. Espero que este tip te haga recordar y comprender que las hojas blancas en un bambú son resultado de alguna carencia de este tipo.

    Problemas en el tallo del bambú de la suerte

    En el tallo, nos podemos encontrar con algunos problemas específicos, como, por ejemplo, la piel del tallo (la epidermis) arrugada, un tallo muy blando y amarillo o unas manchitas o bultitos blancos en algunas partes del mismo. Aquí vamos a identificarlos y a ponerles nombre, para después solucionarlos siempre que sea posible con alguna recomendación específica. ¡Vamos allá!

    Bultitos o manchas blancas en el tallo del bambú

    Es posible y, de hecho, muy común, que el tallo del bambú presente pequeños engrosamientos o protuberancias blancas. Pero no debes asustarte porque, como te digo, es muy habitual que, en algún momento de la vida de un bambú, aparezcan estas manchas blancas. De hecho, son el resultado de alguna herida o lesión de un bicho. Las protuberancias o esos bultos plancos que aparecen en el tallo son, ni más ni menos, que cicatrices o el resultado de la curación de esa parte de la epidermis que ha sido lesionada en el bambú.

    Hay quien asume que es falta de agua pero nada más lejos de la realidad. De hecho, si le empiezas a dar más agua de la que necesita, podría desarrollar otras enfermedades relacionadas con los hongos, como consecuencia de un exceso de humedad.

    Este síntoma no es, realmente, una señal de alarma o de enfermedad. Si las manchas permanecen secas y blancas, no hay motivo de preocupación. Ya ves que los bambúes también tienen heridas del pasado pero son símbolo de resiliencia. De hecho, tienen hasta una leyenda que, si aún no conoces, deberías leer.

    El tallo muy blandengue y amarillo

    Arrugas en la piel del bambú

    Conclusiones

    Settings